BREVE Hª DE ESPAÑA: EL REINADO DE LOS REYES CATÓLICOS

 

Los Reyes Católicos

Entramos en la Edad Moderna, un salto cualitativo en nuestra historia. Pero, ¿qué marca el salto de la Edad Medieval a esta Edad Moderna?

Pues podemos decir que hay al menos dos referencias pero muy cercanas en el tiempo, depende de los historiadores. Para unos se inicia en la caída de Constantinopla en manos de los turcos otomanos, en 1453, poniendo fin al Imperio romano de Oriente, y por otro lado tenemos quienes consideran el descubrimiento de América, en 1492, como el arranque de la Edad Moderna.

ISABEL DE CASTILLA Y FERNANDO DE 

ARAGÓN

En 1492, en clave interna, no sólo se descubre América si no que se toma Granada finalizando con el reino nazarí de al- Ándalus. Comenzamos, pues, hablando de los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón.

Se habían casado en 1469, siendo todavía herederos de sus reinos. Esta unión y más subiendo ambos al trono, supuso la creación de un nuevo Estado que conocemos como la Monarquía Hispánica. Que no conllevaba la unificación política, porque ambas coronas mantuvieron sus propias instituciones. De hecho podríamos hablar de una federación o asociación de Estados.

Como curiosidad diremos que ese «título» de Reyes Católicos lo obtuvieron en 1496 concedido por el papa Alejandro VI en la bula “Si convenit” expedida un 19 de diciembre. Así que cuando se tomó Granada, se descubrió América o se expulsó a los judíos, todavía no lo eran.

Y sigamos con otra curiosidad pues ambos reyes eran de la misma dinastía, los Trastámara pero eso no simplificó ese proceso, que fue complicado, salpicado de guerras civiles, enfrentamientos nobiliarios, revueltas sociales, etc.

De hecho el ascenso al trono de Isabel fue turbulento. La sucesión de Enrique IV (1454-1474) enfrentó a los partidarios de su hija Juana, conocida como la Beltraneja, con sus hermanastros Alfonso e Isabel (futura Isabel I). Castilla sufre una guerra de sucesión durante 5 años a la que se llega al final con el tratado Alcaçobas (1479), ratificado en Toledo en marzo del año siguiente. De dicha guerra sale vencedora la facción de Isabel, accediendo esta al trono de Castilla.

En el marco de esta disputa y en un ejercicio propagandístico impresionante, un grupo de nobles encabezados por el arzobispo de Toledo representaron teatralmente la deposición del rey Enrique IV y en su lugar subieron al trono al infante Alfonso. Todo esto en un escenario en las afuera de Ávila, un 5 de junio de 1465, que ha pasado a la Historia como la farsa de Ávila.

También en Aragón hubo una guerra civil, en Cataluña entre 1462 y 1472, por la que el rey Juan II de Aragón buscó la alianza con Castilla a través del matrimonio de su hijo Fernando con Isabel.

COMIENZO DEL REINADO

Su reinado estuvo marcado por acontecimientos de gran magnitud que repercutieron en todos los ámbitos desde el religioso al social, pasando por el económico y el político. Sentaron las bases de su gobierno en las relaciones con la nobleza, con la Iglesia y trazando las líneas fundamentales de su política internacional.

El objetivo principal de los RRCC fue el reforzamiento del poder real y uno de sus mejores medios fue la política religiosa. El creciente aumento del poder de la alta nobleza ocasionó innumerables quebraderos de cabeza a los anteriores monarcas, tanto en una como en otra corona.

Con permiso papal crearon el Consejo de la Suprema Inquisición, el tribunal eclesiástico creado por el papa en 1478 para perseguir las herejías y controlar la uniformidad religiosa. Pero en realidad fue también un medio para reforzar el poder real porque era la única institución que tenía jurisdicción tanto en Castilla como en Aragón y que dependía directamente de los monarcas.

En sus relaciones con la iglesia, los reyes aplicaron una política regalista encaminada a la obtención del Real Patronato, el privilegio de proponer al Papa los candidatos a las sedes vacantes o de nueva creación, con el objetivo de controlar a los grandes señores de la Iglesia. Controlaban el nombramiento de los obispos. Pero además, con la colaboración del Cardenal Cisneros, abordaron la reforma eclesiástica en su afán de mejorar la situación del estamento, evitar las malas practicas de los cargos eclesiásticos y mejorar su formación.

Otro de sus grandes objetivos era conseguir la uniformidad religiosa y el gran paso se dio con la expulsión de los judíos decretada en 1492. Se calcula que afectaría a cerca de 70.000 personas, que tuvieron que exiliarse y se desperdigaron por Portugal, Marruecos y diversas ciudades europeas. Los judíos sefardíes mantuvieron viva su cultura durante siglos. Y se estima que otros 50.000 optaron por convertirse al cristianismo para permanecer en España. Estos se dedicaban a la medicina, los negocios, la Hacienda y ocupaban cargos gubernamentales. Pero desde mediados del siglo el antisemitismo social iba en aumento y se desconfiaba de la sinceridad de su conversión por lo que fueron vigilados y perseguidos por la Inquisición.

Los Reyes Católicos

En 1499 comenzó la persecución de los mudéjares por una rebelión musulmana en las Alpujarras granadina. Se produjo un bautismo forzoso y masivo. Y para aquellos que no lo aceptaron vino la expulsión, primero de Castilla en 1502 y luego de Aragón en 1526. Eliminadas las minorías religiosas se consiguió un Estado homogéneo, alcanzando uno de sus objetivos, la unidad de religión en ambos reinos. Y esa homogeneidad religiosa suponía un elemento de paz interior.

Pero tuvieron otros instrumentos para reforzar su poder, como disponer de un ejército permanente, independiente de la nobleza aunque esta participara de cargos relevantes en él. Además dispusieron también de un nuevo cuerpo de funcionarios que atendía los asuntos diplomáticos, contribuyendo a una política exterior mas eficaz y fiel a los monarcas que luego comentaremos.

LA FORMACIÓN DE UN ESTADO 

MODERNO

Se buscaba una monarquía autoritaria y fuerte. Limitando los privilegios políticos de la nobleza, la Iglesia y las ciudades y reforzar el poder central. Para ello reformaron instituciones ya existentes, especialmente en Castilla:

  • Se reorganizó el Consejo Real de Castilla (1480), como principal órgano de gobierno. Se profesionalizó la institución con funcionarios con formación jurídica, de esta forma alejaban a la aristocracia que perdía influencia política. Además se crearon otros consejos (de Aragón, de Navarra, de Indias, de la Inquisición…)

  • Aparecieron nuevos cargos como los secretarios reales, funcionarios con formación en leyes que intermediaban entre los consejos y los reyes. O los virreyes que representaban a los soberanos en los territorios en los que no se hallaban presentes.

  • Las Cortes vieron recortados su papel, sobre todo la castellana ya que los consejos asumieron algunas de sus funciones. Al final solamente se convocaban para jurar al heredero o para aprobar subsidios extraordinarios.

  • En los municipios se revitalizó el cargo de corregidor, un puesto de designación real que gobernaba las ciudades y tenía competencias administrativas, judiciales y militares. Favoreció a que el poder de las oligarquías locales quedara limitado en favor de la autoridad real.

  • También el sistema judicial se vio reformado, escalonando la importancia de los tribunales: los corregidores a nivel local, las Chancillerías o Audiencias a nivel regional y el Consejo Real de Castilla, como última instancia judicial, que actuaba como un tribunal de apelación.

  • Y por último se creó la Santa Hermandad en las Cortes de Madrigal en 1476, que era un cuerpo armado para mantener el orden en los caminos

En la Corona de Aragón las reformas tuvieron menos importancia. Destacaron la creación de la figura del virrey, uno en cada reino, evidente muestra de control y el sistema de insaculación para elegir los cargos municipales, es decir, un sistema de elección de cargos, alcaldes, regidores y otros oficiales de justicia y de gobierno por suerte, es decir, poniendo en un saco o bolsa los nombres de los candidatos. Y al igual que en Castilla la Inquisición reforzó el poder real.

POLÍTICA EXTERIOR

Que estuvo orientada hacia los siguientes objetivos:

  • Por un lado la unificación de la Península Ibérica que se consiguió primero con la toma de Granada, ultimo bastión del reino nazarí, en 1492. Y a ello se sumó la anexión de Navarra, de gran influencia francesa hasta que el rey Fernando la anexionara al reino de Castilla en 1512. Aunque conservó sus instituciones y sus fueros. Mas la política hacia Portugal con enlaces matrimoniales.

  • Por otro lado tenemos el control del Mediterráneo occidental, con dos focos de interés: Italia y el norte de África.

    Los Reyes Católicos
    En Italia el objetivo principal fue frenar los intentos franceses de ocupar el reino de Nápoles, que quedó integrado en la Corona de Aragón en 1503 y la amenaza sobre Sicilia y Cerdeña. En 1495 el rey francés Carlos VIII entra en Nápoles y un año mas tarde Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, la recuperaría. Pero no sería hasta 1503 cuando el control fue total, tras las victorias de Ceriñola, Garellano y Seminara. Siendo Fernández de Córdoba virrey de Nápoles.

    Y en el norte de África se conquistaron diversos enclaves: Melilla en 1497, Orán, Trípoli y Argel hacia 1510. El objetivo era evitar las actividades de los piratas berberiscos en las costas peninsulares y detener el avance turco.

  • Por lo que respecta a la expansión por el Atlántico. En 1496 se completó la conquista de las islas Canarias, que pasaría a ser un enclave estratégico en las rutas comerciales hacia África, Asía y desde 1492 América.

    La política atlántica de la monarquía culminó con el descubrimiento de América en 1492 y la incorporación paulatina de todas estas tierras a a Corona de Castilla.

  • Y crucial en toda esta política fue el nacimiento de la diplomacia con el establecimiento de alianzas para aislar a Francia. Los intereses de ambas monarquías se enfrentaban en Navarra, en el Rosellón y la Cerdaña (que fue devuelta a los RRCC por el Tratado de Barcelona de 1493), y en Italia. Por ello, la corona hispánica estableció acuerdos con Inglaterra, el papado y el Sacro Imperio. Uno de los medios más importante de la política exterior de los RRCC consistió en alianzas matrimoniales entre sus hijos y otras monarquías europeas. Se considera el inicio de la diplomacia española, se establecieron embajadas permanentes en Roma, Venecia, Londres, Bruselas y en la Corte imperial.

ALIANZAS MATRIMONIALES

Pues los enlaces matrimoniales de los RRCC son un poderoso instrumento de su política internacional, encaminada a entablar relaciones con las potencias europeas para aislar a Francia.

Con Portugal, además, se persigue la unión de los reinos peninsulares. Así vino el enlace la de primogénita de los RRCC, Isabel, con Alfonso V en 1490. Y cuando muere este se casaría con Manuel. Pero no acaba aquí, porque cuando Manuel enviuda se casa con una hermana de Isabel, María, cuarta hija de los RRCC

En Inglaterra casan a Catalina con Arturo, heredero del trono inglés. Pero este muere y Catalina acaba casándose con Enrique VIII en 1509. Que se casó otras seis veces y fue quien rompió con la Iglesia católica.

En Flandes el príncipe Juan, heredero de los RRCC, se casa con Margarita, hija del emperador Maximiliano I. También tiene lugar en 1496 el enlace de Juana y Felipe el Hermoso, hijo también de Maximiliano. Recordemos este enlace que luego será clave en nuestra historia.

Los Reyes Católicos


EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA

Dentro del dinamismo económico europeo, los países meridionales, especialmente los peninsulares, iniciaron un proceso de expansión atlántica a través de exploraciones que culminarán con el descubrimiento del Nuevo Mundo por Cristóbal Colón bajo el patrocinio de los RRCC.

Fue clave el deseo de hallar una ruta hacia Asia a través del Atlántico, ya que la vía tradicional por el Mediterráneo estaba bajo la amenaza de los turcos.

Ambas coronas firmaron en 1479 el Tratado de Alcaçovas, aquel que puso fin a la guerra civil castellana y que consolidó el control de las islas Canarias por parte de Castilla a cambio de no avanzar hacia el sur de África, que quedó en manos portuguesas, cuya intención era rodear el continente para acceder a las Indias.

Aquí aparece la figura del navegante genovés Cristóbal Colón que ofrece al monarca portugués, Juan II, el patrocinio de su proyecto descubridor, de escasa credibilidad, por cierto. Llegar a las costas orientales de Asia (isla de Cipango) atravesando el Atlántico por una nueva ruta, inspirándose en las tesis de Toscanelli. Pero no fue aceptado por el monarca luso asesorado por una comisión científica e Isabel si que ofreció apoyo al proyecto, aunque previamente una junta de expertos también lo rechazaría. La idea partía de la concepción, ya aceptada, de que la Tierra era esférica. Y eso que los avances de las técnicas e instrumentos de navegación (astrolabio, brújula, carabela, etc.) parecían hacer viable el viaje. Por todo ello, una vez concluida la conquista de Granada, los reyes aceptaron el proyecto, en las conocidas como Capitulaciones de Santa Fe, localidad a las afueras de Granada

Los Reyes Católicos


La expedición, compuesta por tres naves, salió de Palos de la Frontera (Huelva) el 3 de agosto de 1492. Sin embargo, los cálculos de Colón sobre la circunferencia terrestre eran erróneos y el viaje se prolongó mas de lo esperado, por lo que la tripulación estuvo a punto de amotinarse para volver a la Península. Al fin, el 12 de octubre de 1492 se avistó tierra y los barcos llegaron a la isla de Guanahani, localizada en el archipiélago de las Bahamas. A la que bautizarían con el nombre de El Salvador. Llegaron también a Cuba y Haití, cuya isla denominaron La Española, donde establecieron el fuerte Navidad

Colón realizó tres viajes mas y exploró buena parte del mar Caribe, las costas de la actual Venezuela y Centroamérica. Murió el 20 de mayo de 1506 convencido de que había llegado a las costas asiáticas.

Los descubrimientos de Colón habían hecho resurgir las tensiones con Portugal por el control de las nuevas tierras. Juan II interpretó que con estas exploraciones los RRCC habían incumplido los acuerdos de Alcaçobas. Las bulas alejandrinas de 1493, muy favorables a los RRCC, promulgadas por el papa valenciano Alejandro VI, dieron respaldo legal a la apropiación de las nuevas tierras por parte de Castilla y en 1494 las desavenencias se solucionaron a través de diversos acuerdos diplomáticos, siendo el definitivo el Tratado de Tordesillas, por el cual se trazó una línea divisoria entre las zonas de influencia de cada reino, que dejó involuntariamente Brasil aun ignoto, para Portugal.


Esta serie de artículos sobre la Historia de España están basados en el temario de 2º de Bachillerato. Historia de España, serie Descubre, editorial Santillana. Curso 2020-2021. Forma parte de una serie del mismo nombre publicada como podcast en ivoox por Historia Sin Pretensiones.



Fuentes:

Historia de España de la Edad Media. ÁLVAREZ PALENZUELA, V.A. (coordinador). Ariel. Madrid 2011

Los siglos XVI y XVII. Historia general de las civilizaciones. El progreso de la civilización europea y la decadencia de Oriente (1492-1715).Roland Mousnier. Ediciones Destino. Barcelona 1981

Nueva Historia de España. La Historia en su lugar (diferentes volúmenes)


Comentarios

  1. FUE UN MATRIMONIO QUE AYUDO A QUE LOS JUDIOS TUVIERAN QUE IRSE DE ESPAÑA. NO LE IMPORTO NADA.
    COMO CATOLICOS SU ANTISEMITISMO FUE EVIDENTE A PESAR QUE EN EL REY CORRIA SANGRE JUDIA.
    EL ENCERRO A SU HIJA PARA NO ENTREGARLE LA CORONA. SE CASO CON UNA JOVEN A LA QUE QUISO SEDUCIR TOMANDO UN BREBAJE TIPO VIAGRA LO QUE TERMINO CON SU VIDA.
    HABRA SIDO LA VENGANZA DE ISABELITA DESDE EL MAS ALLA?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

SUSCRIBIRSE

Escribe tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Entradas populares de este blog

AVANCES DE LA MEDICINA EN LA II GUERRA MUNDIAL

EL PAPEL DE LA MUJER EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

10 PERSONAJES DE LA I PRIMERA GUERRA MUNDIAL