Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2020

LA FARSA DE ÀVILA

Imagen
  La aristocracia castellana empezó a posicionarse de cara a la sucesión, en los últimos años del reinado de Enrique IV y especialmente tras su muerte en 1474. Se dividió completamente en dos bandos, unos a favor de la hija de Enrique, Juana ( La Beltraneja ) frente a los que consideraban ésta como ilegítima y apoyaron a los hermanos de Enrique, primero Alfonso y luego a Isabel, la futura reina católica. Llegándose a la es ceni ficación grotesca del derrocamiento del rey y nombrando a Alfonso sucesor. Es lo que conocemos como la farsa de Ávila. La cuestión sucesoria acabó en una guerra (1475-1479) cuando le rey de Portugal, Alfonso V, apoyó la candidatura de Juana. AGUAS REVUELTAS Nueve años antes de la muerte de Enrique IV, las aguas no bajaban tranquilas en Castilla, y se produjo un hecho cuando menos curioso , que comentábamos al inicio. El rey se granjeó la enemistad de la alta nobleza por sus favores a la baja nobleza . Y se vio traicionado por alguno en los que había con

TEOTOBURGO, DE VARO A GERMÁNICO

Imagen
El incipiente Imperio romano vio como a las primeras de cambio fue sorprendido en una emboscada en el limes germano, perdiendo tres de sus poderosas legiones, la XVII, la XVIII y la XIX. Augusto no daba crédito al recibir la noticia. Teotoburgo , Arminio y Quintilio Varo pasaron a engrosar la relación de nombres nefastos para Roma. Un tenebroso bosque en Germania y un ejército de tribus dirigido por Arminio, germano de nacimiento que había logrado formar parte de las fuerzas auxiliares de las legiones, con ciudadanía romana y firme conocedor de sus estrategias militares, de sus fortalezas y de sus debilidades, fueron los condimentos necesarios para infligir a Roma una de sus peores derrotas y provocar sus peores pesadillas. «¡Quintilio Varo, devuélveme mis legiones!» Según nos cuenta Suetonio en su Vida de los doce césares , en su capitulo dedicado al divino Augusto : «Tan solo padeció dos derrotas graves e ignominiosas, y las dos en Germania: la de Lolio y la de Varo (…); la de Va

LOS ÚLTIMOS MESES DEL FASCISMO EN ITALIA

Imagen
1943 iba a ser un año clave para Italia en la IIª Guerra Mundial. Su poder militar estaba seriamente dañado, tanto a nivel material como de moral. Y la p é rdida del norte de África por parte del Eje dejaba la puerta entreabierta a una invasión aliada en la península itálica. Churchill era un convencido de la necesidad de atacar a Hitler por el sur de Europa, por Italia, pues lo consideraba su punto débil. Y en mayo de este año su insistencia tuvo calado en el mando aliado. Italia comenz ó el año en el eje y lo terminó con los aliados. E l 10 de julio los aliados desembarca ron en Sicilia, en la operación « Husky » . Comienza no solo la invasión aliada en el sur de Europa sino la legendaria rivalidad entre Montgomery y Patton que se alargaría durante toda la guerra. Nueve días después Hitler y y un apocado Mussolini se reúnen en en Feltre, cerca de Rímini al norte de Italia, en la que Hitler insta al italiano a defender Sicilia a toda costa, sabedor del riesgo que entraña su

SUSCRIBIRSE

Escribe tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner