LA BATALLA DEL SOMME

 

Batalla del Somme

«La batalla del Somme es una de las batallas más infames de la Primera Guerra Mundial. La batalla tuvo lugar entre el 1 de julio y el 18 de noviembre de 1916. Después de 18 meses de estancamiento en las trincheras del frente occidental, los aliados querían lograr una victoria decisiva. En 1915, se finalizó un plan para una ofensiva conjunta británica y francesa al año siguiente. Sin embargo, el ataque alemán contra los franceses en Verdún significó que los británicos se vieron obligados a tomar la delantera. El plan para el Somme fue ideado por Sir Douglas Haig y Sir Henry Rawlinson. Las enormes bajas sufridas durante la Batalla del Somme jugaron un papel importante para que Haig se ganara el apodo de "El Carnicero". »

Así introduce la web de Imperial War Museums uno de sus artículos sobre la batalla del Somme.

Maniobra de distracción

Batalla del Somme
La batalla del Somme se planteó como una maniobra de distracción del ejército alemán para aliviar la presión que ejercía sobre el francés en Verdún. El general Joffre y su homólogo británico, Haig, acordaron que éstos iniciaran una ofensiva el 1 de julio. Los franceses tenían que abrir un segundo frente varios días después, ante la desconfianza británicaAl final las bajas de la batalla del Somme superaron con creces a las de Verdún.

Voluntarios

Por parte británica esta batalla contó con la participación de muchos soldados inexpertos, hombres que se habían alistado como voluntarios al principio de la guerra. Incluidos aquellos que se habían unido a los batallones de Pals o batallones de amigos, unidades de infantería que estaban compuestas por amigos, familiares y compañeros de trabajo de las mismas comunidades.

Uno de aquellos jóvenes lanzados al matadero fue J.R.R. Tolkien, autor posteriormente de El Señor de los Anillos, recién graduado en Oxford, alistado en el regimiento de los Fusileros de Lancashire. Aquella terrible experiencia le ayudó para poder luego describir el mal en su famosa novela.


Cartel alistamiento británico

Como escribió un oficial francés el 10 de julio de 1916, "La infantería británica ... es muy valiente, pero está pasando por un aprendizaje costoso".

El objetivo

Llegar a la línea de Bapaume-Péronne-Han, con los franceses atacando Péronne y los británicos en Rancourt-Combles.

Pero la desconfianza de Haig tenía su fundamento y Joffre no puso sobre el tapete las mas de veinte divisiones con las que se habría comprometido y justificándose en Verdún solo aportó doce divisiones.

Parecía que los británicos habían aprendido la lección de Gallípoli y la logística de la batalla del Somme no dejó nada al azar...a priori. Con grandes almacenes de provisiones y buenas líneas de comunicación intentaban asegurar el abastecimiento de las tropas.

Mil cañones, ciento ochenta piezas de artillería pesada y doscientos cuarenta y cinco obuses fueron desplegados en la zona y tres millones de proyectiles preparados para ser lanzados al campo enemigo.

Como en Verdún el inicio de las operaciones fue precedido por una impresionante lluvia de artillería. La misma idea pero en bando contrario, el fuego artillero debería arrasar a los alemanes y minimizar la resistencia.

Demasiado optimismo

Tropas británicas Batalla del Somme
Debían avanzar diez kilómetros empujando a los alemanes hacia Bepaume. Haig y su alto mando pensaban que iba a ser sencillo para la infantería.

Errores parecidos a los cometidos por los alemanes unos meses antes cuando comenzaron la ofensiva de Verdún. Pero no, no habían aprendido ningún tipo de lección.

El terreno no era óptimo para una ofensiva, el fuego de artillería no cumplió las expectativas y se prestó poca atención a los informes de las patrullas de reconocimiento que denunciaban que los alemanes estaba bien pertrechados en sus refugios y las alambradas estaban casi intactas. Los británicos fracasaron en la fase de toma de decisiones iniciales.

No solo no tuvieron en cuenta Verdún, sino que cometieron el mismo error que en Gallípoli. Demasiado optimismo, pensando que sus tropas podrían “pasar sin llamar”. Haig confió que el tema de la alambrada estaba resuelto, y así lo anotó en su diario el 30 de junio. Pero en realidad no tenia certeza de nada.

Los preparativos británicos no pasaron desapercibidos para los alemanes y habían aprovechado para construir posiciones defensivas. Con puestos de ametralladoras, trincheras de comunicación, refugios subterráneos… Estaban muy bien preparados para recibir el ataque.

Batalla del Somme

El bombardeo artillero sobre las posiciones alemanas comenzó el 25 de junio y no cesó prácticamente en una semana, lanzando mas de un millón de proyectiles sobre los objetivos.

1 de julio de 1916

Llegó el día con una mañana soleadas y un cielo azul nítido. Llegó el día que los británicos nunca olvidarán. Llegó el día en el que vieron caer a mas de 20.000 hombres (más de 50.000 contando los heridos).

A las 7:30 llegó la orden de ataque. La infantería salió de las trincheras amparados en una nube de humo y se dirigieron hacia las trincheras alemanas. Pero la cobertura artillera no fue lo suficientemente eficaz y dio tiempo para que los alemanes recuperaran sus posiciones defensivas y se dispusieran en sus ametralladoras viendo venir a los británicos totalmente desprotegidos, a campo abierto. La matanza comenzó. De las diecisiete divisiones británicas solo cinco alcanzaron la primer línea de trincheras.

Batalla del Somme
No solo falló la previsión si no que durante el ataque las comunicaciones fracasaron de forma estrepitosa. El alto mando británico estaba confundido, pensaba que parte de su ejercito estaba preparado para un nuevo asalto el 2 de julio cuando en realidad ya habían caído 14.000 hombres.

El 3 de julio, en pleno desastre, Haig al no tener información que se ajustara a la realidad decidió que continuara el ataque.

ElSomme se iba convirtiendo en un espejo de Verdún, aunque parezca impensable. Una sucesión de ataques inútiles, con cada vez más pérdidas, se prolongó hasta noviembre. La climatología se sumó al desastre convirtiendo el escenario en algo mas tétrico si es posible.

Finalizó cuando la provisión de hombres se redujo a la máxima expresión.

Batalla del Somme

Bajas, un número escalofriante

El número de bajas es terrible en ambos bandos. Las británicas se calcula que llegaron a 400.000, entre muertos, heridos y desaparecidos. Las francesas 200.000 y las alemanas 600.000. La suma llega a la escalofriante cifra de 1.200.000 hombres.

Y todo esto ¿para qué? Para que los británicos avanzaran 10 kilómetros en ese tiempo. Lo que supone perder 40.000 hombre por kilómetro. Solo sirvió para distraer a las fuerzas alemanas de Verdún en una larga campaña de desgaste. Pero ¡a qué precio!

Posiblemente hayamos hablado de una de las batallas mas sangrientas e inútiles de la historia.Batalla del Somme


«La guerra de 1914-18 representó la desastrosa apertura de este trágico siglo. No solo por la terrible estela de muertos y devastación que dejó tras de sí; no solo por las injusticias, las frustraciones, los gérmenes de nuevas guerras que, después del fracaso de la Paz de Versalles, heredamos los europeos y los demás pueblos -porque todo esto se sabía aunque la IIª Guerra Mundial lo ocultó bastante bien- sino porque dio origen a una cultura bélica del odio y d ella barbarie. La guerra de 1914-18 produjo y difundió mundialmente los horrores y las neurosis destructoras del siglo XX, Asi, y solamente así, fue la Gran Guerra» Jacques Le Goff.



Batalla del Somme

Fuentes:

La Iª Guerra Mundial en imágenes. J.H.J. Andriessen. Edimat Libros

Atlas ilustrado de la Primera Guerra Mundial. Editorial Susaeta

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-36688926



Comentarios

  1. Cualquier guerra ya es de por si espeluznante, totalmente de acuerdo. Desgraciadamente estos hechos nos acompañan a lo largo de la historia y me temo que seguirán. Gracias por leer el artículo.

    ResponderEliminar
  2. Le agradezco mucho el aporte, esto me hace reflexionar en lo impresionante que puede ser la estupidez humana.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LEGIONES ROMANAS EN HISPANIA

CAUSAS DE LA ENTRADA DE LOS EE. UU. EN LA Iª GUERRA MUNDIAL