SIGLO XVIII LAS GUERRAS ANGLO-ESPAÑOLAS

guerras anglo-españolas


La rivalidad anglo-española viene de muy lejos. Recordemos la rivalidad en el siglo XVI entre Isabel I y Felipe II, el intento de invasión de la gran isla con el desastre de la Armada Invencible y los escarceos del famoso Drake.

Pero seria en el siglo XVIII donde los encontronazos serian mas directos, intensos y prolongados a lo largo del siglo.

Podemos decir, figuradamente, que el siglo XVIII nace con el Tratado de Utrecht (1713) y finaliza en Trafalgar (1805), ambos acontecimientos de funesto recuerdo español.

Tratado de Utrecht
guerras anglo-españolas

Gran Bretaña se benefició del resultado de la Guerra de Sucesión española con el Tratado de Utrecht. No solo consiguió Gibraltar y Menorca sino también grandes beneficios económicos en América. La tensión a lo largo del siglo fue evidente, España no cejó en su intento de recuperar lo perdido, posiciones, intereses comerciales y prestigio internacional, sobre todo, así como defender sus posesiones en América.

Como se ha dicho los beneficios británicos con la firma del Tratado no fueron tanto territoriales como comerciales. Las llamadas cláusulas comerciales que consiguió le abrían enormes posibilidades en las Indias españolas. Aparte del título de «nación más privilegiada» en el comercio colonial español, anteriormente en manos de Francia, recibió el derecho de «asiento» y el «navío de permiso». Con el primero adquiría el monopolio del comercio de negros y con el segundo el derecho a enviar, una vez al año, un navío de 500 toneladas a las Indias españolas. Aunque la realidad superó a lo acordado y supuso la quiebra legal del monopolio español sobre sus Indias. Inglaterra ponía sus cimientos como gran potencia mercantil del futuro. Y la amenaza sobre las colonias españolas era evidente.

Italia

En 1717 solo cuatro años después de Utrecht, España intervino en Italia para recuperar sus antiguas posesiones de Cerdeña y Sicilia provocando la respuesta europea. La flota inglesa atacó a la española en aguas del cabo de Passaro hundiendo la mayoría de los buques hispanos, que también cayó derrotada en Sicilia.

La amenaza se trasladó a la península cuando el general británico James Stanhope tomó Santoña en Cantabria. Y la costa gallega también sufrió con la amenaza británica, saqueando ciudades costeras, pero no adentrándose en el interior. Ante esta situación y la que se producía en Italia, España se vio obligada a retirarse de Sicilia y Cerdeña.

Caribe

Cambiamos de escenario y viajamos al Caribe donde una flota británica bloqueó Portobelo y amenazó la zona de las Antillas y el istmo de Panamá.
guerras anglo-españolas

Pero el gran objetivo español seguía siendo recuperar Gibraltar. Así en 1727 comenzó el asedio, pero el Peñón estaba fuertemente defendido por la escuadra británica que desbarató cualquier iniciativa.

España cambió de estrategia y de la mano del ministro José Patiño puso el foco en la defensa de América para lo que buscó el acercamiento con Francia y……..Gran Bretaña. ¿Sorpresa?
guerras anglo-españolas

En 1729 firman el tratado de Sevilla, cuestión que no consigue rebajar la tensión sobre todo allende los mares.

La oreja de Jenkins

Diez años después los ingleses decididos a encontrar cualquier justificación para entablar una nueva guerra contra España la hallaron en una simple escaramuza naval en agua del Atlántico que no debían ser esporádicas, por otra parte. La denuncia de un capitán inglés de nombre Robert Jenkins que acusó a un corsario español de haberle cortado una oreja sirvió de excusa para declarar la guerra a España.

Así entramos en un nuevo episodio bélico entre ambas naciones con la «guerra de la oreja de Jenkins» o la guerra de los Nueve Años (1739-1748). El tiro le salió por la culata a los británicos que tras la victoria española vieron como ésta recuperaba posición y prestigio en América. Poco bagaje material pero suficiente moral.

A la par el Viejo Continente no se libraba de cañonazos y sangre y entre 1740 y 1748 se disputó la guerra de sucesión en Austria a la que puso fin el Tratado de Aquisgrán.

La situación con Gran Bretaña no variaba, mantenía sus privilegios comerciales en América, recordemos, la concesión de asiento para el comercio de negros y el navío anual de permiso. Y por supuesto mantenía Gibraltar y Menorca.

España volvió a la diplomacia, dada la situación de su ejército, armada y erario. Paz y neutralidad fueron sus principios y el cuidado de las Indias su objetivo.

Guerra de los Siete Años

Pero estaba claro que la paz no era duradera en aquellos tiempos y en 1756 se volvió a las andadas, comenzando la Guerra de los Siete Años. Otra vez se puso en juego el predominio continental y la hegemonía marítima y colonial. Aunque España se mantuvo en un principio a la expectativa esta situación no podía durar pues sus intereses americanos se veían en peligro.

Los británicos dieron un golpe en la mesa al conquistar el Canadá francés y aumentar la presión en el continente sobre el imperio español.

Carlos III

En 1759 llegó a la corona Carlos III y comenzó su reinado bajo el principio de neutralidad. ¿Cuánto duraría? Pues en efecto, poco, porque dos años después se firmaría el tercer pacto de familia con las potencias borbónicas. ¿Qué supuso? Pues que en 1762 España volvió a estar en guerra con Gran Bretaña. El resultado fue nefasto para España porque no solo no recuperó Gibraltar, como eran sus intenciones, sino que acabó perdiendo Florida, La Habana y Manila, ocupadas por los británicos. En la paz de París de 1763, Francia y España se vieron obligadas a hacer fuertes concesiones territoriales a los británicos, territoriales y económicas.
guerras anglo-españolas

Hubo un trueque y España recuperó La Habana y Manila, pero tuvo que ceder Florida, el fuerte de San Agustín, la bahía de Pensacola y los territorios al este y sureste del río Mississippi. No solo eso, hubo más concesiones como permitir a los británicos la tala del palo campeche en Honduras, se renunció a la pesca en aguas de Terranova y dejar las presas marítimas a juicio de los tribunales del almirantazgo británico. En conclusión, esta victoria británica supuso la consagración de su hegemonía marítima y colonial.

Guerra Independencia Estados Unidos

Guerra Independencia EE UU
La Guerra de Independencia de los Estados Unidas iba a suponer un freno a las aspiraciones británicas y tanto España como Francia se aprestaron a sacar provecho de la contienda. En 1779 España firmó en Aranjuez un tratado de alianza con Francia y las colonias estadounidenses y entró en la contienda.

Pero en Europa España siguió fracasando en sus pretensiones sobre Gibraltar, pero si obtuvo éxito en la recuperación de Menorca.

Ahora bien, en América, España invadió Florida en 1779 y dos años después conquistó la plaza de Pensacola desalojando a los británicos de la mayoría de los establecimientos en Honduras. Lo que en definitiva supuso una gran ayuda a las colonias al dispersar a las fuerzas británicas en más frentes.

En la paz de Versalles de 1783, Gran Bretaña reconoció a España la posesión de Menorca y Florida. Pudiendo recuperar además los territorios de Honduras, Nicaragua y Campeche, hasta esos momentos en manos británicas.

Gibraltar volvió a quedar fuera.


Trafalgar

La rivalidad anglo-española continuó hasta final del siglo. Y solo Napoleón provocó una alianza entre los ancestrales enemigos. Eso sí, previo el desastre de Trafalgar.

guerras anglo-españolas


Fuentes
Nueva Historia de España. La Historia en su lugar. Volumen 3 Al-Andalus y los reinos cristianos (siglos VIII-XIII). Articulo Las guerras contra Gran Bretaña en el Setecientos.
Historia Moderna Universal. Alfredo Floristán (coord.) Las guerras europeas en la época de Luis XIV (1661-1715) por Luis Ribot; Francia y Gran Bretaña ene el siglo XVIII por Mª del Carmen Saavedra y Los conflictos internacionales 1715-1775 por Mª Victoria López Cordón. (Ariel)
Historia del Mundo Moderno. Luis Ribot (coord.) Relaciones internacionales (1700-1789): colonialismo y conflictos dinásticos por Cristina Borreguero

Fotos wikipedia

Comentarios

SUSCRIBIRSE

Escribe tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

Entradas populares de este blog

LEGIONES ROMANAS EN HISPANIA

LA BATALLA DEL SOMME

CAUSAS DE LA ENTRADA DE LOS EE. UU. EN LA Iª GUERRA MUNDIAL