LA BATALLA DE ALJUBARROTA

 


La batalla de Aljubarrota está enmarcada en la Guerra de los Cien Años ,protagonizada ésta fundamentalmente por ingleses y franceses. Aljubarrota fue el epílogo a su primera fase. Con su victoria, Portugal consiguió asegurar su independencia respecto a Castilla. Sucedió el 14 de agosto de 1385.

ANTECEDENTES

Tras la muerte de Fernando I en 1383, Portugal vivía divido entre procastellanos de la regente Leonor partidarios de Juan I de Castilla casado a la sazón con Beatriz la heredera al trono. Cuestión que soliviantó los ánimos portugueses que temían una anexión muy perjudicial para ellos.

Enfrente a ellos el grupo encabezado por Juan, Maestre de la Orden de Avis e hijo bastardo de Pedro I de Portugal. Quienes, a finales de 1383, se habían sublevado en Lisboa y ejecutando a los castellanistas de la corte. De hecho, Leonor tuvo que refugiarse en Santarém, donde solicitó la ayuda del rey de Castilla.

La burguesía lisboeta nombró al Maestre “protector” del reino sumando a la causa, poco a poco, a partidarios de otras ciudades como Oporto, Coímbra, Tomar y Évora.

ATAQUE CASTELLANO

La tensión va en aumento y en enero del año siguiente Juan I de Castilla entra en Portugal con la tajante decisión de hacerse con la corona por la fuerza. Sitia Lisboa, pero tiene que retirarse en otoño al declarase en su campamento una epidemia de peste y perder bastantes efectivos, sobre todo entre sus caballeros. Este fracaso insufló moral a las huestes portuguesas y reforzó su sentimiento nacionalista.

CORTES DE COIMBRA

En abril de 1385 las Cortes portuguesas se reunieron en Coimbra. A su llegada a la ciudad el Maestre fue aclamado popularmente como rey. Dos grandes tendencias pudieron observarse en dichas Cortes: la castellana, con escasa representación, que consideraba al rey castellano y su esposa Beatriz como legítimos reyes en virtud de los acuerdos de Salvaterra y la portuguesa que propugnaba como rey al Maestre y contaba con el apoyo de los procuradores de las ciudades.

Destacó en las sesiones Joao das Regras, maestro de formación boloñesa que desplegó su sabiduría jurídica de forma contundente en favor del reconocimiento del Maestre como rey de Portugal.

El 6 de abril, las Cortes proclamaban rey al Maestre como Juan I dePortugal, fundando una nueva dinastía en el reino vecino.

INICIO DE LAS HOSTILIDADES

El nuevo rey siendo consciente de la situación, se adelanta y ataca las posiciones castellanas del norte del país con éxito. Conquista Guimaraes, donde nació Portugal, lo que le supuso la adhesión de casi todo el norte.

Castilla, dubitativa, al final se decanta por defender sus territorios, pero sin entablar grandes encuentros armados. Buscando forzar uno decisivo.

Ya en el trono Juan de Avís se alía con Ricardo II de Inglaterra, internacionalizando el conflicto y abriendo las hostilidades contra los Trastámara en Castilla. Proclamó obediencia al papa Urbano VI, el papa de Roma, y prometió al duque de Lancaster, aspirante petrista al trono de Castilla, el máximo apoyo en un eventual intento de hacer efectivos sus derechos al mismo.

Castilla por otro lado, tenia el apoyo de Francia y de Aragón.

Portugal lanzó una primera ofensiva en el norte derrotando a los castellanos en Troncoso en mayo de 1385.

ALJUBARROTA

Los portugueses al mando de Nuno Álvares Pereira, dispusieron sus fuerzas en una colina cercana a Aljubarrota, bien asesorados por los ingleses, atrincherados y con una excelente visibilidad. El rey Juan I de Castilla reunió un importante ejército apoyado por Francia y Aragón, cercano a los 40.000 soldados. Llegó a los pies de la colonia el 14 de agosto.

A pesar de haber sido asesorados de esperar el ataque portugués, esa tarde, los castellanos lanzaron un ataque suicida colina arriba bajo el mando del maestre Gonzalo Núñez de Gúzman, intentando sorprender a los portugueses. Pero éstos, apoyados por arqueros ingleses, rechazaron el ataque poniendo en desbandada a los atacantes.

En la ayuda de las tropas castellanas se lanzó el condestable duque de Villena convencido de que su superioridad en hombres le garantizaba la victoria. Estuvieron muy cerca de conseguirlo, incluso el rey portugués fue atacado directamente pero salió ileso del intento.

Poco a poco el ejercito portugués fue envolviendo al castellano hasta derrotarlo, consumando la catástrofe castellana.. El rey castellano consiguió escapar dirección Santarem, seguido de parte de sus tropas. Allí embarcó en el Tajo.

Los datos son poco fiables, pero se estiman que los portugueses perdieron unos 1.000 hombres por 4.000 los castellanos a los que se suman cerca de 5.000 prisioneros.

CONSECUENCIAS

La victoria sobre los pretendientes castellanos sirvió para cerrar la crisis dinástica en la que vivía el país desde 1383. La paz definitiva con Castilla no llegó hasta 1411 cuando por fin se firma el tratado de Ayllón, cerca de Segovia.



Fuentes:

Nueva Historia de España. La Historia en su lugar. Vol.II. Los Trastámara frente a Portugal e Inglaterra. Editorial Planeta



Comentarios

Entradas populares de este blog

LEGIONES ROMANAS EN HISPANIA

LA BATALLA DEL SOMME

CAUSAS DE LA ENTRADA DE LOS EE. UU. EN LA Iª GUERRA MUNDIAL