LA MARCHA DE LA SAL, HACIA LA INDEPENDENCIA DE LA INDIA


Entre el 12 de marzo y el 6 de abril de 1930, Mahatma Gandhi pone en marcha una manifestación que se ha dado en conocer como la marcha de la sal, que acabó convirtiéndose en un acontecimiento clave para conseguir la independencia de la India del Imperio Británico.

La sal 

La sal siempre ha sido, por su importancia para el ser humano y su alimentación, aunque hoy esté un tanto denostada, un elemento importante para las economías nacionales. Sobre todo, desde el punto de vista fiscal. De hecho, algunos gobiernos la convirtieron en monopolios, por ejemplo, Francia y su gabelle, un impuesto sobre la sal que estuvo vigente hasta el siglo XIX. O China que lo mantuvo como monopolio hasta 2014, así como el Imperio Británico en la India como veremos.


Gandhi

Mohandas KaramchandGandhi, nacido en la India británica (2/10/1869) y fallecido en la ya India independiente (30/01/1948) fue el adalid y líder espiritual del movimiento de independencia hindú. Basado en la desobediencia civil, pacifista, político, pensador y abogado. Una de sus armas mas poderosas fue la huelga de hambre.
La marcha de la sal

Perteneciente a la casta comerciante no destacó en los estudios y estuvo muy influenciado por su madre. A la edad de 13 años pactan su matrimonio con una chica de la misma edad y casta. Consiguió estudiar Derecho en Londres y allí conoció las particularidades de sus colonizadores. De vuelta a su tierra natal ejerció como abogado para acabar liderando el movimiento pacifista hindú.

Su paso por Sudáfrica (1893) le marcó en su ideario e interés de lucha contra el colonizador Imperio Británico. Lo que iba a ser un periodo de estancia de un año se convirtió en algo mas volviendo a su tierra en 1915. Entrando a formar parte del Congreso Nacional Indio que finalmente lideraría.

El final de la Iª Guerra Mundial supondría un altavoz para Gandhi y ya líder del Congreso Nacional Indio desde 1920 estableció como objetivo prioritario la independencia de la India. De hecho, otros países ya lo habían conseguido y consideraban que la ayuda del país al Imperio durante la Gran Guerra sería un aval suficiente. Pero las ideas británicas no iban por ahí precisamente.

La tasa de la sal

La marcha de la sal
Los británicos habían impuesto una tasa a la sal, elemento imprescindible y de gran demanda para el pueblo hindú como conservante de la carne y otros alimentos. Estableciendo un monopolio bajo su control sobre la producción y distribución de la sal, dando una muestra más de su dominio sobre lo que en ese momento era su gran colonia.

Hasta su llegada cualquiera podía tomar agua del mar, dejarla evaporar y utilizar la sal resultante, era un acto libre del pueblo. Para Gandhi este hecho de privación de sus legítimos derechos provocó la idea de lucha y de boicotear dicho impuesto como demostración de protesta. Los más pobres y desprotegidos eran los más perjudicados y los que sufrían las consecuencias del impuesto.

«Considero este impuesto como el más injusto de todos desde el punto de vista de los pobres. Ya que el movimiento de Independencia es esencialmente para los más pobres del país, el comienzo será con esta maldad»

El objetivo final de toda protesta era conseguir la independencia, pero Gandhi era consciente de que ésta tan sólo podría conseguirse si se dirigían contra una situación que perjudicara a toda la sociedad india y eligió la sal y su impopular impuesto.

La marcha

Gandhi recorrió a pie los más de 300 kilómetros que le separaban del mar. La comitiva iba creciendo día a día, sumándose gente en cada aldea que cruzaba. Llegó a alcanzar la cifra de 50.000 seguidores extendiéndose la hilera a más de 3 kms. Al mismo tiempo que crecía la repercusión de la marcha de la sal.
La marcha de la sal

Cuando llegó a la playa se introdujo en el océano Índico, caminó unos metros y recogió entre sus manos un poco de agua con sal. Este gesto, aparentemente ridículo y sin importancia tuvo un alto valor simbólico. De esta forma alentó a sus compatriotas a hacer lo mismo en cuencos y desafiar el monopolio impuesto por los británicos. La multitud allí presente se dispuso a imitarle aceptando el reto. El ejemplo fue seguido en todo el país de forma abierta, sin ocultarse. Tanto Gandhi como miles de hindúes fueron arrestados sin oponer resistencia.

La presión ejercida fue de tal calibre que al virrey no le quedó más remedio que poner en libertad a todos los presos, a pesar de haber intentado imponer la ley mediante la violencia pero que finalmente se volvería contra ellos. Reconociendo, por tanto, los derechos de los indios a recolectar ellos mismos la sal.

Fue un paso más, pero muy importante a la concesión de la independencia, aunque el camino no sería fácil. Un W. Churchill, entonces en la oposición, rechazaba cualquier posibilidad de concederla y opinaba así de Gandhi: «faquir sedicioso que sube medio desnudo las escaleras del palacio del virrey» con todo el desprecio del mundo.

Pero las bases estaban puestas y la decisión final se pospuso para el final de la IIª Guerra Mundial.
La marcha de la sal

Palabras de Gandhi antes de iniciar la marcha

Con estas palabras se dirigía Gandhi a sus seguidores antes de comenzar la marcha: «Con toda probabilidad éste será el último discurso que os dirija. Aun en el caso de que el Gobierno me permitiera emprender la marcha mañana por la mañana, éste será mi último discurso en las orillas sagradas del Sabarmati. Puede que aquí éstas sean las últimas palabras de mi vida…»

«…Pero que no haya ni asomo de alteración del orden público después de que todos nosotros hayamos sido arrestados. Hemos resuelto emplear todos nuestros recursos en la prosecución de una lucha exclusivamente no violenta. Que nadie cometa una irresponsabilidad en un momento de ira…»

«…Quisiera que estas palabras llegaran a todos los rincones de la tierra. Que, si perezco y si perecen mis compañeros, que mi tarea sea terminada. Entonces será el Comité de Trabajo del Partido del Congreso quien os indicará el camino y a vosotros os corresponderá seguir su ejemplo. En tanto llego a Jalapur, no permitáis que se haga nada que contravenga la autoridad que me ha conferido el Partido del Congreso. Pero una vez me arresten, toda la responsabilidad pasará al Partido del Congreso…»

«…Creo que hay hombres en la India que pueden terminar esta tarea nuestra que he empezado. Tengo fe en la justicia de nuestra causa y en la pureza de nuestras armas. Y allí donde los medios son limpios, allí está sin duda Dios con su bendición. Y allí donde estas tres cosas se combinan, la derrota es algo imposible…»

La independencia llegaría en agosto de 1947. Y el 30 de enero de 1948 sería asesinado Gandhi en Nueva Delhi.
La marcha de la sal

https://www.biografiasyvidas.com/monografia/gandhi/
https://archivoshistoria.com/marcha-de-la-sal/
https://mihistoriauniversal.com/edad-contemporanea/independencia-india/

Comentarios

  1. Gracias Antonio, muy interesante tu artículo, hace poco vi en amazon prime una serie que se llama "El ejército olvidado" que trata sobre la independencia de la India, pero éstos trataron de obtenerla mediante las armas con la ayuda de japón.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, no conocía esa historia de la ayuda de Japón, así que habrá que investigar, genial.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LEGIONES ROMANAS EN HISPANIA

CAUSAS DE LA ENTRADA DE LOS EE. UU. EN LA Iª GUERRA MUNDIAL

LA BATALLA DE MONTE CASSINO