ESTADOS UNIDOS, UNA POTENCIA EMERGENTE



Construcción nacional y democratización política

El 4 de julio de 1776 se firma la Declaración de la Independencia de los EE.UU. en Filadelfia, tras la guerra de las Trece Colonia contra Reino Unido. Siendo el primer presidente George Washington.


El sistema político se fundamenta en los poderes del presidente que alcanzan no sólo la jefatura del Estado, sino también el poder ejecutivo y la capacidad de algunas decisiones del poder legislativo. Todos los estadounidenses tienen derecho al voto a partir de los 18 años. Para ejercer el derecho a voto hay que inscribirse en un registro de votantes. El país está integrado por 50 estados autónomos en su régimen interno.

Los principales partidos políticos son el Partido Republicano y el Partido Demócrata, que dominan la escena política por lo que algunos consideran el sistema de este país como una democracia bipartidista. 

Con el presidente Andrew Jackson se consolidó la democratización del sistema político con la extensión del sufragio universal a todos varones blancos y mayores de edad.

Fue con la doctrina Monroe: «América para los americanos», con la que EE.UU comenzó a convertirse en una potencia emergente, consolidando esta posición al finalizar la Iª Guerra Mundial.

La colonización del Oeste y guerras indias

Viejo Oeste, antiguo Oeste, salvaje Oeste, lejano Oeste o la Frontera son los términos con que se denomina popularmente a los hechos históricos que tuvieron lugar entre el siglo XIX y principios del siglo XX durante la expansión de la frontera de los EE.UU. hacia la costa del océano Pacífico. 


​Aunque la colonización del territorio comenzó en el siglo XVI con la llegada de los europeos, el objetivo de alcanzar la costa oeste se debió principalmente a la iniciativa gubernamental del presidente Thomas Jefferson, tras la compra de Luisiana en 1803. Los estudios actuales consideran que detrás de esta mitificación se esconde una realidad más compleja, por lo que se tiende a replantear el papel de todos los actores que participaron en aquella coyuntura social, económica y cultural que fue la frontera estadounidense en el siglo XIX y principios del siglo XX. Papel crucial fue el ferrocarril, así como la existencia de minas de oro y grandes praderas de pasto para el ganado.

En esta época se sitúan las guerras indias que se refieren al conjunto de conflictos y guerras menores entre los estadounidenses y los distintos pueblos indígenas norteamericanos. También se suelen incluir las anteriores guerras entre los colonos europeos y los nativos americanos que llevaron a la creación de Estados Unidos.  El número de indios se redujo a menos de medio millón en el siglo XIX debido a estas guerras, a enfermedades infecciosas, guerras entre tribus, asimilación, migración a Canadá y México y disminución de las tasas de natalidad.

La guerra de Secesión


La guerra de Secesión o guerra civil estadounidense fue una guerra desde 1861 hasta 1865. Como resultado de una controversia histórica sobre la esclavitud, la guerra estalló en abril de 1861, cuando las fuerzas de los Estados Confederados de América atacaron Fort Sumter en Carolina del Sur, poco después de que el presidente Abraham Lincoln, reconocido antiesclavista, asumiera su cargo, en febrero de 1861. Siete estados esclavistas del sur de forma individual declararon la secesión de los Estados Unidos para formar los Estados Confederados de América, o el Sur. 

La Unión finalmente ganó la guerra cuando el general Robert E. Lee se rindió ante el general Ulysses S. Grant en la batalla de Appomattox Court House, seguido de una serie de rendiciones de generales confederados en todos los estados del sur. La Era de la Reconstrucción se superpuso y siguió a la guerra, con el proceso de restaurar la unidad nacional, fortalecer el gobierno nacional y otorgar derechos civiles a los esclavos liberados en todo el país. La Guerra Civil es el episodio más estudiado y escrito sobre la historia de los Estados Unidos.

La reconstrucción del sur

Esta reconstrucción fue un periodo de la historia estadounidense que duró de 1865 a 1877. El término tiene dos aplicaciones: la primera para a la historia completa de todo el país desde 1865 hasta 1877 después de la guerra de Secesión; el segundo, al intento de reintegración en la Unión estados ex confederados de 1863 a 1877, según lo ordenado por el Congreso. La reconstrucción puso fin a los restos del nacionalismo confederado y a la esclavitud, haciendo que los esclavos fueran ciudadanos libres con derechos civiles aparentemente garantizados por tres nuevas enmiendas constitucionales. 


Tres visiones de la memoria de la guerra civil aparecieron durante la Reconstrucción: la visión de reconciliación, que estaba arraigada en hacer frente a la muerte y la devastación de la guerra había traído; la visión de la supremacía blanca, que incluía el terror y la violencia; y la visión de emancipación, que buscaba la libertad plena, la ciudadanía y la igualdad constitucional para los afromericanos.

Trabajo realizado por:

Sergio Chicano y Jorge Taboada, alumnos de 1º de Bachillerato del colegio Quercus (Boadilla del Monte)


Fuente:

Historia del Mundo Contemporáneo, serie Descubre. Editorial Santillana





Comentarios

Entradas populares de este blog

LEGIONES ROMANAS EN HISPANIA

LA BATALLA DEL SOMME

CAUSAS DE LA ENTRADA DE LOS EE. UU. EN LA Iª GUERRA MUNDIAL