Entradas

CANNAS: JAQUE DE ANÍBAL A ROMA

Imagen
La muerte de Emilio Paulo en la batalla de Cannas por John Trumbull (1773) Universidad de Yale Cuando en la primavera del año 219 a.C. Aníbal ataca Sagunto y quebranta, según la historiografía romana clásica, el Tratado del Ebro , Roma no podía imaginarse que tan solo unos años después, su hegemonía itálica e incluso su propia historia fuera a estar tan amenazada. Aníbal y su ejército cartaginés fueron arrasando los campos de la península itálica de norte a sur ante la impotencia de las legiones romanas que fueron sufriendo derrotas una detrás de otra. Realmente dio un jaque a Roma, pero no mate. PARTIDA DE ANÍBAL A finales de abril del año 218 a.C. Aníbal parte de Qart Hadasht (actual Cartagena, en la península ibérica) en dirección a los Pirineos, con un magnífico ejército más sus elefantes. Pasó la cordillera pirenaica, sumando efectivos a su ejército y pactando con las tribus celtas que encontraba a su paso para evitarse enfrentamientos que retrasaran su objetivo.

LA BATALLA DE INGLATERRA

Imagen
« Cuartel general del F ü hrer, 1 de agosto de 1940. Directiva n º 17, sobre la guerra a é rea y naval contra Inglaterra. Con vistas a establecer las condiciones necesarias para la conquista final de Inglaterra, tengo la intenci ó n de continuar la guerra naval y a é rea contra la metr ó poli inglesa m á s intensamente que antes. A este fin, doy las siguientes ó rdenes: 1 ª La aviaci ó n alemana debe aplastar a la aviaci ó n inglesa con todos los medios de que disponga 2 ª Despu é s de haber asegurado la superioridad en el aire, local o temporalmente, la guerra a é rea debe ser llevada contra los puertos, especialmente contra los establecimientos relacionados con el aprovisionamiento de alimentos. Deben ser lanzados ataques contra los puertos de la costa a la escala m á s reducida posible, teniendo en cuenta las operaciones que proyectamos. 3 ª La Luftwaffe debe conservarse en forma para la Operaci ó n Otario. 4 ª Me reservo personalmente la decisi ó n

LA BATALLA DE LAS NAVAS DE TOLOSA

Imagen
La batalla de las Navas de Tolosa fue un auténtico punto de inflexión en la historia de nuestra península. El 16 de julio de 1212 la victoria sobre las huestes almohades supuso abrir el camino hacia el corazón de al-Ándalus y marcar, por primera vez desde 711 la frontera en Sierra Morena. En la primavera de ese año desde Toledo y Sevilla salieron dos ejércitos para encontrarse en tierra jiennenses. Una de las características de esta campaña es que fue bendecida por el papa Inocencio III otorgándole carta de cruzada, cuando a principios de 2010 ordenó al arzobispo Rodrigo Jiménez de Rada que presionara al rey de Castilla para que reanudase la lucha contra el islam de la misma forma que se proponía hacerlo Pedro II, rey de Aragón. Esto suponía, además, que durante la campaña, bajo amenaza de excomunión, los reinos cristianos no entrarían en guerra entre ellos. ¿Pero como estaba configurado el mapa de aquella Península Ibérica? ANTECEDENTES El mapa de princ

SUSCRIBIRSE

Escribe tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner